lunes, 15 de septiembre de 2008

Honda Prelude - Limpieza de Inyectores

Nuestro taller escuela, recibió la visita de Nelson, miembro del Hondaclub Argentina, quien nos confió su impactante Honda Prelude para que le realizáramos una limpieza de inyectores. En lo personal, creo que las fotos no llegan a mostrar el impecable estado de dicho auto. Todavía recuerdo la noche en que nos trajo su auto. Sus luces de Xenon inundaron de blanco nuestro taller y el negro de su carrocería brillaba como pidiendo que comenzáramos a trabajar sobre él. Sin embargo tuvimos que esperar hasta la mañana siguiente para comenzar con las tareas.

Apenas sacamos los inyectores nos dimos cuenta de que el estado de los mismos no era el ideal. Se notaba a simple vista y en forma externa que miles de kilómetros habían pasado desde su fecha de fabricación hasta la llegada a Test Engine Argentina. Sólo restaba comprobar en el banco de prueba de inyectores que el estado de suciedad interno era tan evidente como el externo. Para ello procedimos a montar a los inyectores en nuestro banco de pruebas y procedimos a someterlos a prueba.

Ya colocados en el banco de prueba de inyectores, los sometimos durante un lapso de 60 segundos a la presión que normalmente reina en la rampa de inyectores y los excitamos con un ancho de pulso de 4 ms. de apertura y un equivalente de 3000 RPM de giro de motor. El resultado fue el siguiente:

Inyector 1: 56 mililitros
Inyector 2: 59 mililitros
Inyector 3: 56 mililitros
Inyector 4: 54 mililitros

De más está decir que la dispersión que había entre los cuatro inyectores era bastante grande. Sólo resta fijarse que entre el inyector 2 y el 4 (el mayor y el menor de la muestra) había una diferencia porcentual del 9.26 %

Cuando el año anterior la gente del Hondaclub Argentina comenzó a ponerse en contacto con nosotros empezó a surgir la necesidad de conseguir los O-Rings originales Honda para poder sustituirlos en caso de hacer una limpieza de inyectores. En el mercado local no se conseguía la totalidad de los mismos y el precio en las casas de repuestos era prohibitivo. A partir de la visita de Nelson comenzamos a importar en forma directa desde Estados Unidos los O-Rings originales que lleva cada inyector. Ya tenemos en stock los siguientes o-rings que acompañamos con su código original:

1- O-RING (7.3x2.2) (ARAI) 91301-PM7-003
2- CUSHION RING, INJECTOR (NOK) 14473-P10-A01
3- SEAL RING, INJECTOR (NOK) 16472-P0H-A01

Procedimos a realizar la limpieza de los inyectores en nuestra batea de ultrasonido sometiéndolos a tres ciclos consecutivos de limpieza en un detergente especialmente formulado para ser utilizado en batea ultrasónica. Es muy importante mantener la proporción agua detergente recomendada por el fabricante y la temperatura de dicho proceso. Asimismo y para lograr que los inyectores se limpien por dentro, éstos deben estar permanentemente excitados (abriendo y cerrando) como si estuviesen trabajando en el motor del auto. Una recomendación que nunca viene de más es advertir que nunca se debe sumergir por completo el inyector en el líquido limpiador sino que hay que respetar la altura prefijada por la bandeja portainyectores.

Una vez terminada la limpieza sólo resta colocar los o-rings originales Honda que tanto costó conseguir y proceder a probar a los inyectores en el banco de prueba de inyectores. A diferencia de otro tipo de inyectores como son los Marelli y los Bosch, en el caso puntual de los inyectores Honda, los filtros internos de los inyectores no se venden como repuesto sino que deben ser limpiados y vueltos a colocar en el inyector. Los mismos los hemos limpiado tambien en batea de ultrasonido y luego sopleteados con aire comprimido.

Ahora sí, luego de la limpieza en la batea de ultrasonido sólo resta verificar cuan eficaz ha sido la limpieza sometiendo los inyectores a exactamente las mismas condiciones de prueba que tuvieron antes de la limpieza. Para nuestra tranquilidad el resultado fue mas que alentador:

Inyector 1: 61 mililitros
Inyector 2: 61 mililitros
Inyector 3: 61 mililitros
Inyector 4: 61 mililitros

La dispersión entre inyectores es ahora del 0% y la mejora en caudal total fue del 8.44 %. La estanqueidad de los mismos fue óptima y la calidad del cono de pulverización mejoró considerablemente habiendo disminuido el tamaño de las gotas.

Me quiero despedir en esta última foto con el vano motor de esta nave para que los que todavia no conocen las bondades de esta noble marca nipona tengan la posibilidad de ver la estética, calidad constructiva y comodidad de trabajo de estos motores. Por otro lado, Nelson nos mando un mail donde nos confirmaba que nuestro trabajo había estado acorde con su nave: "hola ingeniero.. este es mi correo personal.. si quiere puede usted mandarme las fotos y comentarios del proceso de mi auto. Honda Prelude 98.Como comentario personal el trabajo que hizo usted en el auto fue gratamente notable sobre todo en la reacciòn del vehiculo...estoy muy satisfecho con el trabajo realizado.. gracias....."

1 comentario:

Rodrigo dijo...

Como siempre, un excelente post y muy poético :)

"Todavía recuerdo la noche en que nos trajo su auto..."