viernes, 16 de febrero de 2007

Cables de Bujias - algunos consejos


Normalmente no le prestamos la debida atención a los cables de bujía del auto. Como sugerencia, cada vez que cambiemos las bujías debemos revisar el estado de los mismos. Lo primero que debemos hacer es limpiarlos con un trapo limpio para poder hacer una inspección visual del cable. Deberíamos cerciorarnos de que no tengan fisuras, quemaduras o abrasiones.
Es muy común ver en algunos modelos de vehículos que les han instalado GNC como el enmallado metálico de la manguera de alimentación de gas frota los cables de bujía y de a poco va erosionando su superficie.
Una prueba que podemos hacer es arrancar el vehículo en un lugar con las luces apagadas (tener presente que haya ventilación en el lugar para evitar riesgo de asfixia por CO) y observar cada cable de bujía. En caso de que hubiera alguna fisura, seguramente veremos un arco eléctrico en la zona con problemas. De ser así, dicho cable debe ser reemplazado.
Un método también "casero" pero muy efectivo para verificar el estado de los cables es el de utilizar un destornillador buscapolo (el que usan los electricistas para buscar el cable vivo en 220 V) y pasar la punta de éste por todo el largo de los cables. Si vemos que se enciende el testigo del destornillador, ese cable esta teniendo problemas de aislación y debe ser sustituido.
Otro punto a verificar (ya habiendo desconectado los cables de bujía), es el estado de los terminales en ambos extremos del cable como así también el alojamiento del distribuidor o bonina tipo DIS. Éstos no deben tener rastros de corrosión. En caso de haberlo proceder a eliminarlo y proteger los terminales con un aerosol del tipo WD-40.
En los vehículos a Inyección Electrónica, otro punto indispensable a verificar es la resistencia óhmica de los cables. Con la ayuda de un tester debemos medir la resistencia de cada cable. Ésta debe ser aproximadamente de 10 k Ohmios / m (10,000 ohmios por metro lineal de cable medido). O sea que si estamos midiendo un cable de medio metro, éste debería medir aproximadamente 5000 ohmios. Esta medición es sólo valida en aquellos cables de bujía que tienen su resistencia interna distribuida linealmente a lo largo del cable. Hay algunos casos como por ejemplo los vehículos de marca BMW que tienen su resistor alojado directamente en el capuchón del cable. En este caso no sera una resistencia variable con el largo de la bujía sino que sera un valor fijo.
La necesidad de que el cable de bujía tenga un valor determinado de resistencia, obedece a que la ECU del sistema de Inyección Electrónica es muy sensible a cualquier ruido eléctrico. Justamente para evitar cualquier corriente parásita que surja de la alta tensión del encendido es que se le colocan resistencias en los cables. Recordemos los que tenemos ya algunos años a los cables antiparasitarios que se compraban para que el encendido no hiciese ruido en la radio del auto.


Este tema que en este post fue tratado a nivel informativo, puede ser visto en profundidad inscribiendose en los cursos de Inyeccion Electronica que brindamos en Test Engine Argentina

2 comentarios:

pablo bazaes dijo...

Exelente el dato amigos les agradesco tengan esta informacion a la manop de cualquier mortal ya que por aqui en mi pais son esquivos con el hecho de prestar información ,sigamos buscando un mundo mejor saludos desde Chile.
Pablo

Josè Alberto Olvera (mexico) dijo...

Super la informacion me ayudo mucho ya que estaba viendo que cables comprar para mi auto. Exelente informacion